logo01.jpg (5330 bytes)

Asociación Criadores
de Holando Argentino

 

La raza Holando fue introducida en nuestro territorio desde Holanda en el año 1880 por el presidente Julio A Roca , afincándose los animales en el norte de la Provincia de Córdoba, en la Provincia de Santa Fe y en Pergamino, Provincia de Buenos Aires.

Ya en 1890 se presentaron en la Séptima Exposición Nacional organizada por la Sociedad Rural Argentina un gran número de ellos, enviados por el propio gobierno holandés.

En ese entonces y durante mucho tiempo, la raza fue frisia y con doble propósito: carne y leche.

Hoy, el Holando Argentino es, como en el resto del mundo, la raza lechera por excelencia y la elección de los productores con el objetivo de hacer rentable su negocio.

Las principales cuencas lecheras están ubicadas mayoritariamente en la "Pampa Húmeda" ,
integrada por las provincias de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, Entre Ríos y La Pampa; y en cuencas menores pero con un crecimiento muy pujante, como Salta, Tucumán, Formosa, Catamarca y Mendoza, zonas de muy distintas características geográficas y climáticas.
 
La Argentina presenta condiciones climáticas naturales muy particulares y especialmente beneficiosas para la ganadería en general, con características de producción bien definidas, en las que deben desempeñarse nuestras vacas Holando: entre el 60 y el 70% de sus dietas está compuesta por forrajes, ya sea en consumo directo de las pasturas o conservados en forma de henos o silajes, y entre el 30 y 40% en base a mezcla de granos y subproductos de diferentes industrias. Todo esto y la genética incorporada durante muchos años, hace que las Holando en nuestro país, tengan un tipo moderno y bien definido, con una excelente conversión del alimento, para darle al productor el equilibrio ideal entre costo - beneficio, que hace a la producción lechera una de las más rentables del sector.
La hembra Holando tiene una alzada mediana de 1,40 a 1,50 metros, con una gran capacidad en su arco costal y rumen, que le permite digerir el gran volumen de forraje ingerido. Su peso adulto está entre los 600 y 650 kg, lo que unido a una excelente conformación de patas y pezuñas le facilita deambular en busca del alimento en las pasturas (en nuestro país las vacas pueden llegar a recorrer hasta 5 kilómetros por día y luego trasladarse al tambo para ser ordeñadas dos veces diarias.
Posee netas características lecheras, como piel fina, huesos chatos, cuello fino, morro ancho y sistema mamario de excelente teztura, con una ubre bien adherida al cuerpo, con un buen ligamento medio y los pezones ubicados en el centro de los cuartos. Nuestras vacas son a la vez longevas, y apuntan a lograr cinco partos promedio en su vida adulta, para mejorar su rentabilidad.
El registro de la raza es abierto, y como el resto de las razas el pedigree es llevado en el Herd Book Argentino por la Sociedad Rural Argentina, que tiene a la fecha (1996) 211.132 machos y 262.746 hembras.

RODEO
GENERAL





           EMPADRONAMIENTO

PLANTEL BASE

C 1

C L 2

C L 3

+ control lechero
+ toro PP

+ control lechero
+ toro PP
+ control lechero
+ toro PP
+ control lechero
+ toro PP
+ calificación por tipo

RC definitivo
LAS POSIBILIDADES DE PROCESO EN LA REGISTRACION

Desde el año 1944, los criadores se nuclean en la Asociación Criadores de Holando Argentino (ACHA), organización creada para fomentar la cría de la raza y brindar la apoyatura técnica necesaria a tal fin. Con esa filosofía, nuestra asociación realiza la inscripción de las "no pedigree" en lo que se denomina "Registro de Crías" y que por ser abierto permite el ingreso al Herd Book a través del paso por las distintas categorías y etapas que describe el siguiente cuadro:

PLANTEL BASE

CI 1

CL 1

CLT1

flecha.jpg (2122 bytes)

flecha.jpg (2122 bytes)

flecha.jpg (2122 bytes)

CI 2

CL 2

CLT2

flecha.jpg (2122 bytes)

flecha.jpg (2122 bytes)

flecha.jpg (2122 bytes)

CI 3

CL 3

CLT3

flecha.jpg (2122 bytes)

flecha.jpg (2122 bytes)

flecha.jpg (2122 bytes)

CI Definitivo

CL Definitivo

RC Definitivo

Este sistema se realiza en nuestro país sólo a través del sistema de Control Lechero oficial, que también, y por delegación del gobierno en el año 1981, es responsabilidad de ACHA, a través de 96 entidades oficiales que nuestra organización tiene estratégicamente distribuídas en todo el territorio y que realizan el trabajo de campo en mediciones y recogen la información que ingresa sobre cada animal, a nuestro sistema central. Todos estos datos favorecen la cuantificación de la producción lechera en el país donde la raza fue pionera también en la cualificación: desde hace más de diez años toda la información de producción y la de las calificaciones individuales lineales por tipo que realiza el cuerpo de calificadores de ACHA, se vuelca en las Pruebas de Progenie por Producción y Tipo, qoe oficialmente garantizan los resultados de superación de esta raza. En el volumen I de la edición 1997, la producción de leche promedio ajustada a 305 días y equivalente a edad adulta dio 5.728 kg de leche y 193 kg de grasa. Por todo eso, el Holando Argentino se exporta a distintos países limítrofes para la incorporación de esta genética, que ha demostrado su capacidad de adaptación para cumplir su función: dar más y mejor leche.

 
Para obtener información sobre Holando Argentino complete el siguiente formulario
  

Nombre y Apellido o Razón Social:

  Email:

  Ciudad:
  Teléfono:   País:
Comentarios: 

AGRICULTURA CONSTRUCCION Y GANADERIA EN ARGENTINA