Asociación Argentina de Criadores de Hampshire Down
Florida 460 4º  -  Buenos Aires

La Asociación

En la Argentina, los criadores de ovinos viven el apogeo de su explotación a fines del siglo XIX cuando la importancia de la lana, como fibra, y la industria frigorífica, crecen de la mano de un mejoramiento de la calidad cárnea, algo que reclama el mercado internacional. Para ello se incorpora a las majadas generales genes de las razas britanicas carniceras como la South Down, Oxford, Dorset, Shropshire y Hampshire, siendo finalmente ésta ultima la que predomina en la actualidad.

La incorporación a los registros genealogicos de la S.R.A. se inicia a principios del siglo XX luego de las primeras importaciones a partir de 1889. La Asociación de Criadores es constituida en 1947 y, a partir de entonces, la raza crece en número y calidad, constituyéndose en sinónimo de carne en todo el país.

Se cría en la alta montaña, en la llanura y en la estepa patagónica, con mas de cincuenta planteles de pedigree y control de las majadas puro registradas por parte de la Asociación con una tipología racial britónica pero mejorada en cuanto a tamaño, respecto a la original, incorporándose también genética neozelandesa.
 
 
Servicios que presta la asociación:
   Asesoramiento, control y clasificación de majadas
   Comercialización: oferta y demanda de reproductores de ambos sexos; información de mercados.
   Organización de seminarios y eventos
   Apoyo a instituciones educativas
   Divulgación de las virtudes de la raza y su manejo.
   Auspicio y participación en exposiciones regionales nacionales e internacionales.
   Instrumentación de políticas y estrategias comunes con la creación de la Asociación latinoamericana de Criadores de Hampshire Down (2007).
   Apoyo en trámites administrativos para socios.
   Producción de newsletters y bibliografía sobre la raza.

La Raza

  Los Hampshire Down son animales que responden al tipo de animal de carne con forma de paralelepípedo, de caja ancha y profunda, y de líneas laterales paralelas en un mismo plano.

  El vellón blanco cubre todo el cuerpo, es de tipo compacto, de mecha cuadrada y de color blanco. La lana es áspera al tacto, con una finura promedio de 27 a 32 micrones de diámetro en las hembras y de un largo de 5 a 11 cm, se usa para mezclar con otros vellones, es fácil de cardar, por lo cual es utilizada en la producción de paños de franela.

  Tienen una pigmentación "sui generis" castaño oscuro vívido, cuyos pelos suaves cubren las orejas, la cara y las extremidades (rodillas y garrones para abajo). Su mecanismo de herencia, controlado por los genes Dr. d es netamente distinto al del vellón que es blanco dominante.

  El tipo ha sido definido como un ideal o estándar de perfección, que contribuye al valor del animal y eficiencia para su finalidad específica.

  Los Hampshire Down son animales robustos, de fuerte conformación ósea y gran resistencia a las variaciones climáticas, desarrollándose adecuadamente sobre pasturas naturales. Se destacan por su gran precocidad, que es la facultad de conseguir formas adultas en un tiempo menor a otras razas laneras o doble propósito. Esta predisposición se transmite por herencia y se manifiesta por una correcta alimentación.

  La raza permite sacar corderos pesados a temprana edad, así como encarnerar a las borregas antes del año, cualidades para destacar por sobre todas las razas, porque de esta forma la rentabilidad de la inversión en lanares adquiere una relevancia superlativa.

  Cuando un criador decide una inversión en lanares, el factor precocidad es lo que hace la diferencia. La oveja es buena madre, longeva y prolífica; es excelente productora de leche cuando está bien alimentada; también es normal la obtención del 100% de la parición, llegando hasta el 150/200% cuando se la selecciona para lograr nacimientos múltiples. El crecimiento de los corderos a partir del parto es fenomenal, lo que permite que resista cualquier clima, por riguroso que sea.

  En la elección de corderos para matanza solo nos podemos guiar por la evaluación del cordero vivo, para ello utilizamos el método del Consejo de Carne y Ganado de Escocia (C.C.E.). Este se basa en tocar el lomo del animal en la zona lumbar y evaluar el músculo y la cubierta de grasa en la columna. Otro punto a tener en cuenta es la base de la cola o muñón, ya que es la última zona en engranarse y refleja el estado de gordura del animal. También tener en cuenta la grasa de la paleta y el pecho. El objetivo es juzgar la res con el animal vivo. Una forma ideal de adquirir experiencia sería seguir los animales en la matanza y compararlo con nuestra puntuación.
 

 
Para comunicarse con la Asociación Criadores de Hampshire Down Argentino complete el formulario
  

Nombre y Apellido o Razón Social:

  Email:

  Ciudad:
  Teléfono:   País:
Comentarios: 

www.viarural.com.ar > ganadería > Asociaciones de Criadores de Ovinos > Hampshire Down >

AGRICULTURA CONSTRUCCION Y GANADERIA EN ARGENTINA