Mecanización Agrícola y Desarrollo Rural :                                                                                                 Creando mercados y desarrollando el agro                                                                       

Al no haber maquinaria agrícola disponible, en ciertos sectores, especialmente donde las fincas son de reducidas dimensiones, se descarta de plano realizar cultivos para la producción de granos o forraje, que tanta demanda tienen doquier. Esa inacción es posible de revertir.

Al surgir un contratista de maquinaria agrícola en regiones como la mencionada anteriormente, no solo tendría trabajo para realizar a aquellos que no llegan a comprar equipos por su elevado costo y reducida superficie a trabajar, sino que todo agricultor de la región empieza a hacer sus números para ver si pudiera sembrar aquella parte de la finca que actualmente no produce nada. Es así que seguramente aparecerá otro contratista para prestar servicios que aquel primero no pueda satisfacer o cumplir, incrementando su clientela sin prisa pero sin pausa.

m14956388_1753618641558650_3885860314175539794_n

Hacer una hectárea de maíz significan cinco toneladas de maíz en seis meses y por ende esas toneladas de grano representan muchos kilos de carne, docenas de huevos o litros de leche si fueran utilizados con fines productivos.

Hagamos otro pequeño esfuerzo e imaginemos primero que hay bastante maíz y forraje en la región y que después hay ceba vacuna estabulada, producción porcina , alpones avícolas y hatos lecheros y allí veremos trabajando a los jóvenes que actualmente emigran a las grandes ciudades, veremos talleres metalmecánicos, comercio e de insumos y de productos agropecuarios y porque no también agroindustria que agregue valor a esa producción. Eso es verdadero desarrollo rural que involucra no solo al ámbito rural propiamente dicho sino también a la población urbana rural.

El siguiente escalón (que en realidad se transita desde el mismo comienzo) es la capacitación, educación, entrenamiento en actividades que potencien a la cadena de valor agropecuaria transformándola en generadora de valor agregado que beneficie a todos y cada uno de los habitantes de la región promoviéndose el enriquecimiento cultural y la promoción de los individuos.

La maquinaria agrícola es multiplicadora de desarrollo, no solo los tractores y las cosechadoras sino también los silos, los galpones, las secadoras y las limpiadoras a lo que debe agregarse todas las líneas de procesamiento de granos y forrajes que si fuera de tipo modular podrían ser operadas por un grupo familiar.

El cuello de botella de los servicios de maquinaria agrícola es la propiedad de los equipos y lograr su viabilidad económica. Dentro de ese contexto la asociatividad para el acceso a los servicios de maquinaria agrícola debe darse en la demanda de los servicios y no en la propiedad de la misma ya que todas las pruebas hechas en esta última variante han finalizado en el fracaso a corto o mediano plazo.

 Ricardo E. Garbers, Ing. Agr. –  Buenos Aires, Argentina, Febrero 2017