Pulverizadoras

Patrocinado por: 

  pulverizadoras jacto

Buenas Prácticas de Pulverización 

Resultado de imagen para pulverizadora de arrastre      Resultado de imagen para pulverizar     Resultado de imagen para pulverizacion traje

Pasos a seguir para garantizar una buena aplicación 

Los productos fitosanitarios y los envases deben ser utilizados en forma correcta para evitar consecuencias en el medioambiente.

Las buenas prácticas consisten en una serie de pautas :

  • Contar con receta agronómica expedida por un ingeniero agronomo u otro profesional capacitado.
  • Contratar al contratista que cumpla con la normativa vigente a nivel nacional, provincial y municipal.
  • Usar equipamiento de protección personal. Traje, guantes y mascara. 
  • Usar equipos con cabina aislada hermeticamente y con filtro de carbono.
  • Transportar los productos fitosanitarios lejos de alimentos y agua, en la caja del vehículo, evitando golpes y caídas.
  • Almacenar los fitosanitarios en el lugar correcto –depósitos exclusivos y separados -en condiciones adecuadas de ventilación, humedad, etc.
  • Antes de realizar la mezcla de fitosanitarios se deben leer y comprender las indicaciones en la etiqueta de los productos, en cuanto a restricciones (factibilidad, secuencia de mezcla, etc.) y dosis y diluciones recomendadas.
  • Llenar el tanque de la pulverizadora hasta la mitad de su capacidad y agregar luego el fitosanitario evitando derrames o salpicaduras.
  • Poner en marcha el agitador del equipo. Completar el llenado del equipo con agua, sin dejar de agitar.
  • Efectuar el triple lavado de los envases, volcando el líquido utilizado en el mismo tanque de la pulverizadora. Perforar los envases para que no puedan volver a usarse. Con posterioridad llevar los envases a un sector identificado del campo, bien delimitado, cubierto y ventilado.
  • Lavar todos los elementos empleados, vaciando el agua de enjuague en el tanque y taparlo herméticamente.
  • Calibrar las pulverizadoras siempre con agua y lejos del area central de operaciones del campo.
  • Evitar la deriva, para ello considerar el tipo de pastillas, la presión de trabajo en función del tamaño de gota deseado, la velocidad del viento y la humedad relativa.
  • Reemplazar aquellas pastillas que dosifiquen irregularmente con respecto a sus especificaciones técnicas; nunca destapar las boquillas soplando ni con palitos o alambres.
  • Observar cuidadosamente el manómetro.
  • Todo equipo debe poseer un tanque de agua limpia. Si no es asi, adquirir uno de manera urgente.
  • Lavar el equipo después de la jornada de trabajo y derivar el agua de lavado a zonas indicadas al efecto. Deben estar alejadas de aguadas y molinos.
  • Lavar la ropa utilizada durante el proceso de aplicación con abundante agua y jabón.
  • No lavar nunca la ropa de trabajo junto a la de la familia. Evite el contacto directo con el ambiente familiar, lavando la ropa utilizada en el lugar de trabajo.
  • Hacer respetar los períodos de reingreso al lote y los tiempos de carencia.
  • No se deben quemar ni enterrar envases vacíos.

Soluciones para la deriva

La deriva es el desplazamiento de la pulverización fuera del sitio elegido como blanco, a menudo provocado por las masas de aire, aunque otros factores como la temperatura, humedad relativa, intensidad y dirección del viento pueden afectarla.

  • Las características del fitosanitario: una mayor viscosidad y menor volatilidad del producto reduce la tendencia a deriva. Se debe calibrar de forma muy precisa el formado de la gota.
  •  
  • Las condiciones atmosféricas: la velocidad y la dirección del viento, la temperatura y la humedad ambiental afectan la aplicación de una forma directa, incidiendo en la vida y destino final de las gotas.
  •  
  • El buen criterio del operador: se trata de un factor crítico para obtener aplicaciones eficaces y evitar las derivas.

 

 
 
 
Fuente : Ministerio de AgroIndustria